«

»

Dic 02

Impugnación a groserías de Trump

Hoy en la Historia

Despedida a Fidel y conmemoración del 2 de diciembre.

  • En 1923 nació la soprano estadounidense de origen griego, María Callas.
  • En 1928 se inaugura el Teatro Auditórium, hoy Amadeo Roldán, en La Habana.
  • En 1956 desembarcaron en la Playa de Las Cayuelas, los expedicionarios del Yate Granma.
  • En 1966 escribió el internacionalista cubano Jesús Suárez Gayol histórica carta a su hijo Jesús Félix, al partir para Bolivia.
  • En 1976 fue instaurada en la Asamblea Nacional del Poder Popular, su primer presidente fue Blas Roca.

Tomado de Ecured

Por Martha Reyes / Herencias Culturales


Donald Trump.

Presidente electo (2016) de los EE.UU. Herencias Culturales

Míster Donald Trump:

Puede que el dinero dé poder y uno se crea merecedor de la fuerza del búfalo, prometida en los Salmos de las Sagradas Escrituras, mas las fortunas materiales a veces acaban de un brochazo por muy rico que uno sea. Es sólo un toque a la conciencia, una invitación al mínimo de humildad y menos petulancia. No hace falta.

Soslayo el descomedimiento y el examen “ojo por ojo y diente por diente”, pues sería pagar con la misma moneda su mensaje irrespetuoso tras el deceso de Fidel Castro Ruz, el líder espiritual de Cuba, un hombre que dignificó a los humildes, al pueblo cubano e influyó con su ejemplo en el despertar de otras naciones.

¿Es eso lo que tanto molesta, aun cuando hace una década ya él estaba retirado por problemas de salud? Si le sirve de algo, sepa que nuestro pueblo se consolaba con saberlo ahí, repartiendo sabiduría en sus esperadas Reflexiones. A sus 90 lo había dado todo.

¿Qué “brutal dictador” como usted lo califica, fue aquel joven abogado que con corazón fuerte y noble en medio del pecho expuso su vida con efectividad en su verbo ardiente y completó luego con la acción la derrota del verdadero tirano, Fulgencio Batista? Este déspota gobernó en los períodos de 1940 a 1944 y dio un golpe de estado el 10 de marzo de 1952. No sé si usted lo sabe. Es la historia, no ficción.

Los represivos mandatos de Batista, registran el trágico balance de veinte mil cubanos muertos y no lo digo yo, son estadísticas oficiales de mi país que usted ofende fríamente en estos momentos de tanto dolor, nuestro dolor.

Tal vez desconoce las leyes cubanas y el derecho a la vida que tienen también las personas defendidas de hechos horrendos por criminales juzgados y con garantías procesales… no es el caso de los 31 prisioneros de EEUU, todavía en la cárcel de la ilegal base aeronaval norteamericana en Guantánamo, jamás acusados de delito alguno y a los que no les acaban de aprobar su liberación, sin mencionar la presencia en ese centro penitenciario de menores y el uso de increíbles técnicas de tortura. No lo digo yo, aparece publicado en la prensa cubana con el título de “El peor rostro de Washington”. Con esa fea realidad tendrá que lidiar usted quiera o no, o cerrar ese antro que abochorna a la humanidad.

Recomendación: Antes de ver la paja en el ojo ajeno, es bueno mirar primero la viga en el propio.

La pobreza de que usted acusa y otras penurias vividas por once millones de cubanos hace más de medio siglo, provienen del bloqueo económico, financiero y comercial impuesto por 11 administraciones del país que usted encabezará a partir de enero. La solución podría estar en sus manos: Basta con eliminarlo y quizás usted pueda hacerlo.

Con el mayor respeto: Cuba no es una Isla totalitaria, sino unida, que no es lo mismo.

Ah, los ricos ignoran esa estrategia de los pobres para resistir juntos todos los golpes. Somos fuertes espiritualmente por eso. Ahora, ¿cómo sería esa libertad que promete su proyecto de gobierno —digo, si lo tiene? Nosotros somos libres desde el primero de enero de 1959.

Martha Reyes, periodista guantanamera.

Martha Reyes, periodista de la radio guantanamera.

De que merecemos muchas cosas, en eso tiene razón, Mr. Trump. Una de esas fortunas fue precisamente que Dios situara a Fidel en nuestras vidas y agradecemos que pudiera vivir lo suficiente para apreciar su propia e inmensa obra humanista. Tampoco lo digo yo, es un patrimonio que existe, está y es, por mucho que sin ruidos ni nueces, algunos celebren el fallecimiento de un líder inmortal. No sé cómo puede alguien, por muy cruel que sea, alegrarse de la muerte de otro, sea quien sea. Ojalá pidan perdón a Dios por semejante pecado.

Si de viaje hablamos, haremos el nuestro, sin Fidel presente, pero inspirados en su ética y le aseguro que no será el mismo viaje de su propuesta indigna y descortés.

Agradezco en cambio el mensaje del presidente Barack Obama, un hombre comedido. Creo, a juzgar por su nota, que a estas alturas la humanidad está en deuda con aquello de “mide lo que dices, tiene consecuencias”… Mr. Trump, mi pueblo exige respeto. Gánese al menos ser respetado.

Firma: Una guantanamera amante de la paz y los buenos modales.

[ Artículo original ]

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>