La bandera nacional

bandera cubana ondeanteLa historia señala que la bandera de Cuba se creó después de que el general Narciso López viera en el cielo el diseño de lo que sería la próxima bandera cubana. Su visión fue una mañana a través de una ventana en una casa de la calle de Warren en Nueva York —lugar a donde llevaban a los emigrados cubanos. Esa mañana Narciso López vio en el cielo los colores del día que apenas empezaba. Vio el dibujo del triángulo rojo formado con nubes, en el triángulo se encontraba una estrella muy brillosa, Narciso dijo que era la estrella de Venus. También vio dos nubes se deslizaban desde el triángulo y dividían tres franjas azules así como dos nubes blancas que también se deslizaban y se interponían entre las franjas azules formando sólo dos líneas blancas. Existe una teoría que indica que el diseño de la bandera de Cuba se inspiró en la bandera de los Estados Unidos. La persona que dio la idea y diseño de la bandera de Cuba fue Narciso López y su creador fue el poeta y dibujante Miguel Teurbe Tolón. La encargada en coser dicha bandera por primera vez fue la esposa de Miguel: Emilia Teurbe Tolón. Dicha bandera medía 50 centímetros de largo por 35 de ancho. La armonía de sus colores: rojo, azul y blanco combinaban haciéndola lucir bella y sencilla. Existen otras personas que forman parte de la historia de Cuba y también participaron en la creación de la bandera oficial del país, estas fueron José A. Iznaga Borrell, su sobrino José M. Sánchez Iznaga, Cirilo Villaverde y Juan Manuel Macías. Todos ellos defendieron a Cuba ante cualquier enfrentamiento militar que se dio en aquella nación. Con la bandera que habían creado juraron luchar y entregar su vida por hacer que Cuba fuera independiente. La primera aparición de la bandera cubana fue el 19 de mayo de 1850 en la ciudad de Cárdenas, provincia de Matanzas cuando Narciso López la usó en su insurrección pero fracasó y fue ejecutado por autoridades españolas. Después el 19 de mayo de 1851 en el pueblo donde pertenecía, Cárdenas se izó la bandera cubana durante la toma de la ciudad por los rebeldes cubanos.

La bandera de Céspedes

En Cuba se dio la Guerra de los Diez Años y un año después de su comienzo se hizo un debate en la Primera Asamblea Constituyente de Cuba en Armas en Guáimaro, donde se solicitó las dos banderas que tenían más simbolismo para el país, la Demajagua creada por El Padre de la Patria en la guerra de independencia —10 de octubre de 1868— y la otra bandera era la de la estrella solitaria creada por Narciso López. Los que estaban presentes en la Asamblea decidieron continuar usando la bandera de Narciso López ya que él había luchado y fue quien dio el primer paso a la libertad de Cuba. La de Carlos Manuel se conservaría como parte del tesoro nacional. La bandera cubana se proclamó como oficial el 11 de abril de 1869. Mucho tiempo después, el 20 de mayo de 1902 se dio la inauguración del país y el general Máximo Gómez izó la bandera cubana en el asta del Castillo de los Tres Reyes del Morro. Así finalizó la revolución cubana y sus guerras de independencia. En este acto solemne se reconoció a todas las personas que perdieron la vida por luchar y defender su país. El escudo de armas también fue creado por Miguel Teurbe Tolón. Los diseños de ambos fueron establecidos por el entonces presidente del país, Tomás Estrada Palma y se establecieron mediante el decreto No. 21 en el año de 1906, cuya bandera y escudo no han tenido modificaciones desde entonces.

Descripción de la bandera cubana

La bandera cubana representa a toda una nación que luchó por su independencia. Representa la unión de sus habitantes por defender su país ante todo. Cuba tiene una historia forjada en los ideales que fueron impuestos durante sus batallas. Los emblemas nacionales presentados en diferentes sucesos representaron ante el mundo la fe, patriotismo y valor de sus pobladores. Cuba siendo una nación independiente muestra orgullo de su bandera, escudo de armas e himno nacional. La bandera de Narciso López es la que recibe el homenaje y honores de los cubanos y externos. Nuestra bandera es sinónimo de un duro trabajo de todos sus habitantes por tratar de tener un mejor futuro y es la que ondea en el país, así como en embajadas y consulados cubanos en el extranjero. La Constitución de la República señala en su artículo cuarto, que la bandera oficial es la fortaleza y símbolo nacional de Cuba y no se reconocerá ninguna otra bandera con carácter nacional. Narciso López era masón y conocía el simbolismo revolucionario, republicano y humanista. Debido a eso incluyó todas las características, simbolismo y representaciones más importantes para Cuba en su bandera nacional. Así pues su bandera representa los ideales de un pueblo noble que luchó contra todo por permanecer en su país y por hacerlo libre e independiente. Su bandera es un emblema que contiene los sentimientos del hombre ideal, generoso, firme y luchador. Los colores rojo, azul y blanco de la bandera de Cuba representan la libertad de todas las personas. Son los colores de la revolución cubana y son lucha contra todo aquel que quisiera dañar al país. La bandera cubana está ligada a la vida y sentimientos patrióticos de los habitantes cubanos. Ha existido durante más de cien años junto con el himno de Bayamo y el escudo de armas de la palma real. Desde siempre se ha tenido la necesidad de preservar la historia y cultura de Cuba. Su bandera forma parte de estas y es clave en el desarrollo y evolución de una nación. Además de ser un símbolo político es un símbolo ideológico.

Significados en nuestra bandera

Las tres franjas de color azul representan los tres departamentos militares en que Cuba estaba dividida en aquel entonces, estos son occidente, centro y oriente. Las franjas blancas simbolizan la pureza de los ideales y la luz de los patriotas cubanos. El triángulo equilátero de color rojo representa los tres ideales: la libertad, fraternidad e igualdad. El color rojo es la sangre y valentía de los habitantes cubanos durante las guerras de independencia. La estrella blanca de cinco puntas representa al nuevo estado que debería formar parte de los EE.UU. y significa la fuerza, belleza, sabiduría, virtud y caridad. Las franjas de la bandera cubana integran números simbólicos. Las tres franjas azules forman el número 3 y representan la armonía. La suma de las franjas azules y blancas es el número 5 y significa el espíritu vivificador de la naturaleza. El número 7 lo forma el triángulo, y la estrella es un número considerado como divino por los judíos y griegos.

Más detalles

Su forma rectangular —solo las de Suiza, Ciudad del Vaticano y Nepal no lo son— es una proporción de largo a ancho de 2:1, es decir, es exactamente dos veces más larga que ancha —ocurre con otras 42 banderas nacionales. Posee los colores más comunes entre sus semejantes a nivel mundial, pues según un estudio aplicado a 202 banderas, el rojo es el más utilizado —lo poseen el 71,4 por ciento de todas las enseñas nacionales—, siguiéndole en importancia el blanco (68,8%) y el azul (50,9%). Su trilogía de colores es la más usada y está presente en más de una treintena de banderas, como ocurre además con la rusa, la chilena y la francesa. Como otras 96 banderas, posee barras horizontales; como otras 55 al menos una estrella y como otras 26, al menos un triángulo. Su estrella de cinco puntas, una de las cuales está orientada al norte, significa el astro que brilla con luz propia, es decir, el estado independiente y soberano, mientras que las franjas hacen alusión a la unión y la fraternidad de los cubanos. La Ley 42 de los Símbolos Nacionales, aprobada por la Asamblea Nacional del Poder Popular en 1983, establece las normas de uso y conservación de la bandera y el escudo, así como las relacionadas con la ejecución del himno. Haremos referencia a las primeras, de significativa importancia por la cotidianidad con que nuestra enseña se emplea en actos, celebraciones y conmemoraciones de diverso tipo:

  • Las normas antes mencionadas establecen que la nuestra no se inclina ante otra bandera, insignia o persona alguna y que siempre ocupa el lugar de honor, que es el de la derecha —en un acto con presidencia debe colocarse siempre a la derecha de esta, lo que quiere decir que mirando desde el público ocuparía el lado izquierdo del escenario.
  • Se iza todos los días laborables en los edificios de órganos y organismos del Estado, en escuelas, unidades militares y en las sedes de las organizaciones sociales y de masas —en Honduras, por ejemplo, la bandera se iza una vez y permanece en el asta hasta que se sustituya por su deterioro, día y noche, con independencia del estado del tiempo.
  • No se puede usar como distintivo o anuncio ni como parte del vestuario —como ocurre, incluso en los zapatos, con la norteamericana. No puede ser pintada, grabada o dibujada en los vehículos —con excepción de las naves aéreas—, ni colocada junto a otra bandera cubana. Tampoco puede usarse como cubierta o tapete, excepto cuando se emplea para cubrir sarcófagos, ni para cubrir tribunas, mesas o laterales y partes delanteras o traseras de un vehículo, así como tampoco con tipo alguno de propósito ornamental o comercial.
  • Sobre ella no se puede estampar, escribir, pintar o colocar objeto ni figura de clase alguna, ni tampoco usarse como fondo para superposiciones de diseños.

El conocimiento de estas normas evita incurrir en desagradables errores al manipular y usar el símbolo y la identificación más sagrada de nuestra patria, venerada desde los tiempos en que la independencia de Cuba se discutía, a filo de machete, en la manigua mambisa.

Elaborador por: Enmanuel A. Figueredo de la Rosa.

 


Artículos relacionados


[ Pendientes más detalles ]

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>