Un nuevo rostro a los 90 años

Hoy en la Historia

Tomado de Ecured

Por Daniel Ross / Tomado de La Presilla del Cemí


Inicio de la apreciación del rostro de Fidel en una montaña. Detrás de esta fotografía se esconde un secreto, que ni el propio Apóstol José Martí podría imaginar, cuando en 1985 desembarcara, junto a otros patriotas por Playitas de Cajobabo. En esa fecha, reguardados en un bohío, a un costado de la montaña, durmieron esa noche. Años más tarde, Fidel visitaría este mismo lugar, para rememorar la historia. Allí encontró a Salustiano Leyva, un guajiro guantanamero de 92 años, que vio con 11 años a José Martí esa noche del desembarco; una historia que se revive en el documental: “Mi hermano Fidel“, de Santiago Álvarez. Hay señales en la vida que están presentes ante nuestros ojos y cuando las descubrimos es que entendemos que a los hombres de grandes ideas, la naturaleza ya les ha marcado su rumbo. Martí, después de pasar por esta montaña no podría sospecharlo, tampoco Fidel lo vio en su visita… de hecho, nadie se ha percatado del rostro que releva este accidente natural. Rostro de Fidel en montaña Rostro de Fidel en montaña. Mucha casualidad que de tantas formas simbólicas que pueden existir en ese lugar, esta sea la más acertada. La naturaleza más evidente no pudo ser. Puso en esta montaña una señal histórica, guía insospechable que el lente de mi cámara y el encuentro con la playa frente a esta montaña me revelarían en mis excursiones por la naturaleza de mi Guantánamo, experiencias y recuerdos que voy dejando en mi blog. A natura no le bastó con inmortalizar su imagen, en forma de montaña, en ese histórico sitio de la geografía de la provincia más oriental de Cuba, sino que se aseguró de situarlo allí donde primero el sol acaricia la tierra, a la llegada del alba, tal vez como homenaje a lo que significa Fidel para Cuba, para América… para el mundo. He analizado la foto con varios amigos, críticos, artistas y periodistas y antes de acabar mi pregunta en busca de parecido, todos de un tirón me responden: ¡Ese es Fidel!, pero ¿cómo?… Hasta la naturaleza lo agasaja en su 90 cumpleaños. Daniel Ross y el rostro de Fidel en montaña.

 

Espacio para promocionar Arte
Por Daniel RossLa Presilla del Cemí


Trovador Yoyi Barret.

Share

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.